Chachachá cubano

Chachachá cubano

Chachachá cubano

Cuba nunca dejó de ser inmensa, pero se cubrió de humo de fusiles y de habanos, y de tensión atómica y de embargos, y de grietas y de problemas, apenas aliviados por la divisa del turista indolente.

Aunque volverá a brillar por sí misma, y con el cariño de todo el mundo lo hará de pura salud, lejos de la usurpación del Imperio USAno, o del Partido Comunista, que trajo, según me cuentan, una cierta dosis de desdicha entre tanta dignidad.

Les dejo con un poderoso Chachachá (género cuyo apogeo fue en los años 50) de uno de sus inconos musicales, Benny Moré.

¿Qué es la Subjetividad? Una primera aproximación.

¿Qué es la Subjetividad? Una primera aproximación.

¿Qué es la Subjetividad? Una primera aproximación.

La Subjetividad es nuestra conexión con el mundo y con los demás, una conexión directa, sin mediadores. Es el resultado de esa conexión, y nuestra sensibilidad para llevarla a cabo.

Por ejemplo, si soy un flojo y me paso la vida viendo la televisión, no tendré un contacto directo con el mundo, sinó con la televisión, y mi subjetividad estará hecha de eso.

Por el contrario, si me paso la vida en el campo o en la ciudad (o donde sea), trabajando en lo que me gusta, interactuando con la gente que quiero, con aprecio, con respeto, etc, esa será mi subjetividad.

La subjetividad es pues un don muy preciado, que distingue a nuestras vidas, las hace únicas, y que el Sistema quiere destruír o acaparar, por sus ansias competitivas, y porque tener una subjetividad es ser absolutamente soberano.

El Sistema (Occidental Capitalista, que es el que nos atañe), quiere, asimismo, hacernos sirvientes por él gobernados, seres guiados por las pasiones, que trabajen para él y que dependan de él (trabajo asalariado, consumo de cosas, y lavado de cerebro).

Por lo tanto, está siempre en nuestras manos mantenernos a ralla de esa opresión, teniendo un contacto directo con el mundo, sin mediaciones, y conservar así nuestra experiencia única de él.

Foto: Playa El Chorrillo, Lima, Perú. Fotógrafo T_Laffay (Instagram)

El Genocidio de la Vendée

El Genocidio de la Vendée

El Genocidio de la Vendée

El Genocidio de La Vendée, o cómo la masónica Revolución Francesa se erigió exitosa gracias al genocidio, para terminar con el mundo pre-moderno, convivencial, y comunal de la Francia tradicionalista.

Si obviamos el parche (y que se trata de Intereconomía, dado el caso de que eso nos echara p’atrás), tenemos aquí un informativo programa sobre la Vendée, una región cultural del Oeste de Francia, católica por tradición, que sufrió el genocidio de los psicopáticos revolucionarios franceses y su tan cacareada “Libertad, Igualdad, Fraternidad”, un fraude histórico que se nos enseñan en la escuela como un éxito y un cánon, cuando fue de hecho la Fundación del Luciferismo en Occidente.

Un fraude de proporciones colosales, y, por tanto, una herramienta de pastoreo agresivo, de lavado de cerebro y zombificación, cuyos efectos nos impactan de lleno hoy en nuestras podridas sociedades occidentales: fragmentadas, psicopáticas, materialistas e iracundas.

 

Disfruten señores, y seamos conscientes de que la Historia oficial omite este importante suceso (como tantos otros) porque mancha, en este caso, la imagen de la República Francesa a la que nada debemos sinó todo lo contrario, y su luciferina y masónica fundación, que influiría (en esos mismos términos) en la fundación de los Estados Unidos por esas mismas fechas.