El río del pobre

por Mar 10, 2020América, Espíritu, Miscelánea, Naturaleza0 Comentarios

Mañana es martes.

Las ventajas de ser pobre pero libre: me iré al río a las 10 am, veré los montañones asombrarse de la vida que albergan, y me sumergiré en ese agua helada y transparente, de empedrado fondo color de castaña. Respiraré hondo el aire que huele a algas y a viento, y veré levantar el vuelo a esos perezosos pájaros sin nombre (todavía) en mi mapa de las cosas. Su apodo transitorio (el que les he puesto) es el de Picolargos. Tienen la envergadura de un hombre, pero deben tener el peso liviano de un haz de trigo.

Loading Likes...